Escuela de Flamenco de Andalucía

Baile, Cante, Percusión y Guitarra Flamenca

Aprender a bailar flamenco

¿Quieres aprender a bailar flamenco? Pues bien, debes saber que se trata de un género musical que puedes seguir en función de tus propias aptitudes y de las ganas de estudiar que tengas; ya que, en líneas generales, tardarás entre 4 y 5 meses para dominar este baile y más si decides perfeccionar su técnica.

¿Qué es el flamenco?

El flamenco es una llamativa expresión artística que nace de la fusión entre el canto, la danza y el acompañamiento musical, el cual es identificado con una forma de demostrar las emociones mediante canto, baile y toque.

Aunque es preciso indicar que se trata de una danza difícil, pues se alimenta de diferentes patrones rítmicos que se realizan mediante diversos movimientos y dentro del cual, en primera instancia, se debe aprender a dominar la dinámica del compás.

Aprender a bailar flamenco es un trabajo arduo y constante, con el fin de que puedas ejecutar sus movimientos de forma suave y elegante, especialmente con los brazos, todos ellos en contraste con golpes fuertes y vibrantes de tus pies contra el suelo.

Suele ser bailado a dúo entre un hombre y una mujer, quienes escenifican un baile intenso, emotivo y llamativo para la audiencia, mientras mantienen su mirada fija, agresiva y constante.

Por otro lado, puedes sacar mucho provecho de aprender a bailar flamenco, ya que se trata de un género artístico que te ofrecerá gran movilidad, equilibrio, estabilidad y control de tu postura; especialmente mostrando una perfecta corrección a nivel de la espalda.

Desde el punto de vista mental, tu cerebro se mantendrá activo, ya que debes aprender infinidad de pasos y ritmos; lo que ayudará a mantener activa tu memoria.

Además, con los pasos de flamenco tonificas tus huesos, fortaleces tus brazos, piernas, abdomen y glúteos, entre otros beneficios; pues precisamente sus movimientos constituyen un ejercicio aeróbico muy completo.

Para aprender a bailar flamenco deberás conocer sus ritmos, que son 12, con 4 o 3 tiempos en ellos. Uno de los más frecuentes es precisamente el número 12, que está presente en los Palos Soleá, Bulería y Alegría, por citar algunos ejemplos.

Con la danza del flamenco podrás desarrollar tus cualidades de cantante, bailar con todo el vigor que imprimen tus emociones y entonar una base rítmica acompañando tu desempeño con la guitarra, las castañuelas o cualquier otro instrumento de percusión.

Considera también que necesitarás utilizar un traje de flamenco para tus presentaciones, que en el caso de las mujeres se trata de un vestido entallado al cuerpo, largo hasta nivel de los tobillos y adornado con faralaos, contando a su vez con una larga cola y mangas opcionales.

Este atuendo es confeccionado con estampados llamativos, siendo el más usual los lunares sobre una base en color contrastante.

Con respecto a los hombres, visten usualmente un pantalón y camisa negra sin ningún tipo de adorno, pero las mujeres aprovechan las bondades de accesorios como los abanicos, mantones con flequillos y volantes; además de las típicas castañuelas y las peinetas o composiciones florales con las que adornan su cabeza.

Si aprendes a bailar flamenco serás considerado un bailaor/a, profesional que se dedica a escenificar este género artístico que puede ser realmente gratificante.

Lo importante es que pongas muchas ganas y corazón en lo que haces, realizando movimientos con toda la elegancia y armonía que amerita el flamenco y siguiendo todos ellos con tu canto, más el sonido de acompañamiento de unas castañuelas, palmas o una guitarra, lo que se te de mejor.

Cabe destacar que el uso de las palmas en el flamenco es casi imprescindible para que puedas llevar bien el ritmo y de esta forma remarcar puntualmente cada uno de sus tiempos, considerando que para 3,6,8,10 y 12, deberás golpear más fuerte tus manos.

Tradiciones de Cádiz, España

Conoce algunas tradiciones de Cádiz, España; costumbres, legados populares transmitidos de generación en generación y propios de este municipio, capital de su provincia homónima en la comunidad de Andalucía; no te lo pierdas.

Tradiciones de Cádiz

Como se ha indicado, Cádiz es una ciudad española propia del sur de la península ibérica. Básicamente, es una isla unida a otra que está identificada como León, mediante un pequeño accidente geográfico o tómbolo, pero a la vez aislada del continente por el canal Caño de Sancti Petri.

Cádiz, en pocas palabras, es una de las ciudades más antiguas de Europa Occidental, por lo cual sus costumbres y tradiciones las han celebrado desde hace muchas décadas.

Sus residentes y moradores son identificados bajo el gentilicio de gaditano/a y manifiestan en todo momento sentirse orgullosos de su tierra, además de considerarse muy andaluces y especialmente españoles.

Quienes visitan su territorio se enamoran de las fachadas blancas de sus casas, de la belleza de sus edificios, plazas y muchos otros monumentos arquitectónicos, pero lo que más les llama la atención son sus tradiciones, costumbres y fiestas.

Si deseas disfrutar de estas auténticas festividades andaluzas, toma nota de las tradiciones de Cádiz para que seas parte de ellas en tu próxima visita:

  • Carnaval de Cádiz: un ejemplo de la tradición propia de los gaditanos, que consiste en aprovechar cualquier momento para salir y festejar, aunque esta festividad es una buena excusa y abarca los meses de enero y febrero; de hecho, ha sido declarada una Fiesta de Interés Turístico Internacional.
  • Corpus Christi: otra de las tradiciones de Cádiz y una de sus fiestas más importantes, con carácter festivo y alegre desde que fue decretada por el alcalde Juan Valverde en el año 1861. Emblemáticamente, en esta ocasión se cubren las calles con toldos, alfombras y flores para la procesión del Corpus durante el día domingo.
  • Entierro de la Caballa: festividad tradicional del mes de agosto, coincidiendo con el final de la temporada estival y la cual se escenifica en la playa de la Caleta. Inicia con un desfile por el barrio La Viña, luego un cortejo fúnebre que simboliza la muerte del verano a través de La Caballa, que es encendida en llamas en la playa. Finaliza a medianoche con fuegos artificiales encendidos en el Castillo de San Sebastián.
  • Semana Santa: una tradición dentro de la cual las hermandades de Cádiz sacan sus imágenes en procesión, llevándolas en los denominados “pasos” que no son más que estructuras de madera transportadas por diferentes costaleros. Es típico el paseo de diferentes cofradías desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección, momento en que los gaditanos, al lado de sus familias, experimentan muchas emociones religiosas y dan muestra de su auténtica devoción católica.
  • Hogueras de San Juan: otra de las tradiciones de Cádiz que no puedes perderte y que tiene lugar cada 24 de junio. Es, entre otras cosas, uno de los días más esperados por los gaditanos, pues constituye la época idónea para quemar los juanillos en la hoguera con el fin de atraer la buena suerte.

Son muchas las tradiciones y costumbres de quienes viven en Cádiz, España; por lo cual se puede complementar esta breve reseña citando sus famosas cañas al sol, actividad mediante la cual los gaditanos deciden salir a la calle a tomar algo con la familia y amigos.

Pero, sin duda, el momento más gratificante de esta tradición es salir los domingos por la mañana hasta la Plaza de Mina para tomarse unas cañas y comer un delicioso pescado frito. Si el calor es sofocante, complementa esta su actividad cotidiana con un bañito en el mar.

Un paseo por Jerez de la Frontera

Te invitamos a dar un paseo por Jerez de la Frontera, ciudad municipio de la comunidad autónoma de Andalucía en España, territorio con una superficie de 1188,23 km² que se extiende a una altitud de tan solo 56 metros sobre el nivel del mar y cuyos residentes son identificados mediante el gentilicio de jerezano/a; no te lo pierdas.

Jerez de la Frontera

En Jerez de la Frontera encontrarás formidables arquitecturas, espacios urbanísticos de invaluable belleza y bodegas como las del Tío Pepe con más de 180 años de historia, dentro de las cuales puedes degustar un exquisito vino Jerez y hasta el más delicioso brandy.

Durante un paseo por Jerez de la Frontera podrás admirar espacios naturales como su Zoo botánico y los Montes de Propio de Jerez, ambientes que forman parte de su Parque Natural de Los Alcornocales, con una amplia gama de especies vegetales e incluso algunos que se encuentran en peligro de extinción.

Además, dentro de este territorio de España se encuentra el Parque de Atocha y La Marquesa que sirven para el esparcimiento canino.

En lo relativo a monumentos y lugares de interés turístico encontrarás la Catedral de Jerez de la Frontera edificada en el siglo XVII, combinando los estilos barroco, gótico y neoclásico.

También está la Iglesia de San Miguel, dentro del barrio gitano homónimo y cuya antigüedad data del siglo XV, con una arquitectura llamativa especialmente en sus portales y magníficas obras de arte en su interior, como el retablo realizado por José de Arce y Martínez Montañez.

Deberás sumar a este paseo por los monumentos religioso de Jerez de la Frontera a la Iglesia de San Mateo, la Cartuja de Santa Maria de la Defensión, la iglesia de Santiago, el Monasterio y Basílica del Carmen, la Iglesia de San Juan de los Caballeros y, por supuesto, la Iglesia de San Lucas que fue edificada sobre una antigua mezquita, siguiendo un estilo mudéjar con todo su interior en barroco.

Existen muchos otros monumentos que hacen que esta lista sea interminable, pero además hay lugares que no puedes dejar de conocer, como sus palacios y casas señoriales. Citamos a manera de ejemplo el castillo del Duque de Abrantes y el de Bertemati, construido en 1758 con un balcón realizado mediante un extraordinario herraje, entre otros.

En lo relativo a las casas señoriales te recomendamos Petra de la Riva, ubicada en la plaza de Rafael Rivero, la cual fue residencia de los Condes de Villacreces y posteriormente sede de la Caja de Ahorros de Jerez, para el año 1834.

También, como complemento de tu paseo, deja tiempo para los museos, disfrutando de espacios como el Centro Cultural Lola Flores o el Museo del Flamenco de Andalucía, entre otros.

Puedes finalizar tu recorrido ingresando a las principales bodegas de Jerez de la Frontera, en virtud de que el vino siempre ha sido un elemento clave dentro de la historia de esta ciudad y la base de su economía.

Por lo tanto, te invitamos a conocer las bodegas de Pilar Plá, Tradición y Sánchez Romate, cuyas instalaciones encontrarás dentro de la ciudad. 

También la del Maestro Sierra que ha sido premiada con la Medalla de Oro Europea al Mérito en el Trabajo e igualmente las Bodega Fundador SL, creada en el año 1730 y dentro de la cual se elaboran y distribuyen vinos, brandy y otras bebidas de alta calidad.

En definitiva, un paseo por Jerez de la Frontera es el momento ideal para relajarte, descansar, admirar asombrosas arquitecturas, respirar aire fresco de sus ambientes naturales y, por supuesto; beber el mejor vino que encontrarás en España. No olvides probar su Brandy, cuyo sabor te dejará completamente embelesado.

Breve reseña sobre el flamenco

Descubre esta breve reseña sobre el flamenco, expresión artística en la que se fusiona la música vocal con ritmos y danza o lo que sencillamente se conoce como una representación en la que cantas, bailas y tocas un instrumento musical; entre otras cosas.

El flamenco

Es un género músical que nació en Andalucía, comunidad autónoma de España; más específicamente en regiones como San Fernando, Cádiz, Jerez de la frontera, Lebrija, Utrera, Sevilla, Utrera, Granada, Huelva y Córdoba; además de otras áreas del país como es el caso de Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura.

El flamenco es una manifestación artística dentro de la cual su intérprete canta, toca y baila, cuyas representaciones van en función de las tradiciones y normas propias de cada localidad.

Existen diferentes hipótesis sobre su origen; no obstante, la más acertada hace referencia a su nacimiento basado en los romances cantados en castellano o incluso la música propia de los sefardí o moriscos; musulmanes del al-Ándalus.

En función de esto, el flamenco surge de un mestizaje cultural que fue propio de la Andalucía antigua.

Se trata de un baile que tiene como objetivo seducir y mostrar pasión, además de otras emociones como la alegría, la tristeza o la nostalgia, así como disponer de un acompañamiento musical y canto.

Tras su nacimiento, el flamenco se extendió fuera de las fronteras andaluzas y se hizo popular en muchas otras ciudades españolas.

Más aún, fue muy bien recibido por la corte madrileña y de esta forma comenzaron a nacer los populares cafés cantantes, identificados como locales nocturnos a los que asistía el público en general para consumir una bebida mientras apreciaban los espectáculos de flamenco que eran ofrecidos en los mismos.

Este tipo de tradición sigue estando vigente en nuestros días y ha dado lugar al nacimiento de los cantaores profesionales.

Antiguamente, el flamenco era parte de los pueblos gitanos, pero ahora es interpretado con diferentes artistas españoles, precisamente a todos aquellos con facultades para utilizar su voz, habilidades de baile y tocar un instrumento musical como la guitarra, el cajón o las castañuelas de forma simultánea.

En definitiva, se trata de un género musical con el que se ofrece un espectáculo único y variado aun fuera de las fronteras españolas, pues cabe señalar que, por ejemplo, en México son muy queridas leyendas dentro de este arte como Lola Flores, Rocío Jurado y Paco de Lucía, entre otros.

Es preciso indicar que el flamenco es diferente a lo que se identifica como folclore andaluz, estando este último conformado por fandangos, seguiriyas, sevillanas, trovos, verdiales, chacarrás y más.

Es, sencillamente, un género desarrollado durante el siglo XIX mediante el cual se conocía la música y las danzas tradicionales de Andalucía.

No se trata de una música que sea interpretada por minorías, sino una forma de transformación de los cantos populares en tonadas tradicionales a cargo de los gitanos.

Los espectáculos de flamenco constituyen uno de los atractivos turísticos de Andalucía más solicitados por los viajeros, quienes incluso se toman su tiempo para analizar este baile y obtener doctorados en la materia o diplomaturas universitarias.

También es frecuente la entrega de premios a quienes se dedican a la investigación del flamenco pues, en definitiva, se trata de una forma muy diferente de transmitir emociones a través de voz, baile y ritmos musicales; todos ellos ejecutados armoniosamente para despertar el interés de la audiencia.

De hecho, desde el año 1959 se han publicado estudios musicológicos y antropológicos referentes al surgimiento del flamenco y, como consecuencia, nació la flamencología con la organización de concursos como lo fue en 1956 el I Concurso Nacional de Cante Jondo de Córdoba, entre otros.